viernes, 4 de octubre de 2013

st.


13 comentarios:

  1. La verdad es que no deja indiferente. Relaja, al verlo, cuando te fijas en su mirada. Es inquietante cuando intentas mirar donde no se ve.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Wow, that's a great idea! Nice photo! :)

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante el retrato, fantástico. Muy bien visto y perfectamente resuelto. Enhorabuena Alberto.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien. Calcular donde coinciden las luces en los ojos y que la modelo no parezca forzada no habrá sido fácil. Encima hay detalle en las sombras. Una foto siempre compleja.

    ResponderEliminar
  5. Ésta es muy buena, Alberto. Felicidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Impecable juego con la luz, una fotografía misteriosa, parece una máscara.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado magnífica, Alberto, enhorabuena!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me recuerda a dos retratos famosos al mismo tiempo, al de Dorothea Langue en la foto de Migrat Mother, por la pose de la modelo y los oscuros y también al famoso retrato de la niña India de ojos verdes de Steve McCurry. Maravilloso. Gracias por pasar por mi blog, estamos en contacto.

    ResponderEliminar
  9. Muy íntimo, muy bien visto.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar